Una tarde de verano con Loreto y su encantadora familia.

Una tarde de verano con Loreto y su encantadora familia.

Después de varios intentos por encontrarnos, una tarde soleada de mediados de junio Loreto y familia nos abrieron las puertas de su casa. Nosotras les llevamos el helado, el resto ya fue cosa suya. En su casa todo está pensado, no sobra nada, pero sin duda es una casa donde rebosa alegría, buen rollo y ganas de recibir a amigos. Loreto y Lutz tienen tres niñas maravillosas, Mar, Sophie y Ada y un fiel amigo. Además comparten proyecto laboral, son los fundadores de Twothirds Barcelona una marca de moda comprometida con el medio ambiente. Su casa es una de las más admiradas en Instagram, Loreto tiene una cuenta muy cuidada donde muestra su estilo de vida y sus ideales.

_DSC3111.jpg

Sois una familia medio alemana, medio española y chilena... habladnos un poco sobre vosotros.

Mi marido es del norte de Alemania, Hamburgo. Yo nací en Barcelona, hija de madre es española y padre chileno. Cuando yo tenía 11 años nos fuimos a Chile a vivir. Me costó mucho adaptarme a una sociedad chilena muy atrapada en sí misma, que parecía tener muchos complejos. Cuando acabé la carrera de psicología decidí volver a España, porque no había día durante esos 14 años, que no extrañara Barcelona. Justo un mes antes de acabar con la carrera conocí a Lutz, me enamoré y me fui con él a Alemania. Al cabo de un año nos casamos ante el escepticismo de la gran mayoría de la gente que me conocía, porque todo había sido muy rápido. Tuvimos a Mar, la mayor de nuestras hijas, y tras la quiebra de la Start Up donde trabajaba mi marido, nos mudamos a San Sebastián (Donostia) para que él pudiera hacer su sueño realidad, que era fundar una marca de ropa ecológica para surferos. Fundó Twothirds. Luego de tres años duros en el País Vasco, el nacimiento de la segunda niña, decidimos ir a Barcelona donde yo al menos contaba con más apoyo familiar y social y probablemente podríamos hacer la empresa más estable. Así que desde entonces me puse a trabajar con él en Twothirds, hace ya cinco años. Trabajar ha significado para mí, sobretodo, aprender. Porque yo estudié psicología clínica pero ahora mismo trabajo en marketing, he tenido que ser autodidacta. Lutz y yo llevamos 13 años juntos y hemos hecho un largo recorrido, vivido en varios lugares diferentes, fundado una empresa, formado una familia y ahora construido una casa. Los años y los hechos nos han hecho más seguros de nosotros mismos y sobre todo, nuestra relación muy segura.

_DSC2956.jpg

¿Cómo compagináis vuestro propio negocio siendo pareja y padres de tres niñas?

Al principio el “trato” era este: él trabajaba y yo cuidaba de las niñas. Lutz me necesitaba en casa para que nuestra pequeña familia se formara con una base sólida. Pasé muchas semanas sola porque él tenía que viajar mucho, pero era parte de lo que nos tocaba. Para nosotros, vivir en el País vasco fue muy duro. No teníamos una base social ni familiar y además teníamos que desarrollar la empresa con dos niñas muy pequeñas. Nos dimos cuenta que era necesario que yo también me subiera al barco de la empresa para remar juntos. Desde entonces nos vamos cubriendo mutuamente. He podido trabajar desde casa casi siempre y cuando yo he tenido que trabajar más, él ha podido cuidar a las niñas. Siempre lo hemos podido compaginar bien, con mucha organización y sobretodo voluntad. En mi caso, pocas horas de dormir, pero han sido necesarias para que al menos las niñas no sintieran la ausencia de un madre o padre siempre trabajando. Ahora, con los colegios, podemos estar en la oficina ambos hasta las 4.30 y volver a casa todos juntos. Una maravilla. También es verdad que tenemos muy claras nuestros roles tanto en casa como en la empresa y hemos aprendido a ser muy eficientes en un tiempo muy limitado para poder darle calidad a nuestra familia también.

_DSC3098.jpg
_DSC3074.jpg

¿Qué significa para vosotros “vivir con menos”?

Es consumir menos y elegir la calidad. Calidad ante cantidad. Saber decir “no" y saber elegir bien. Antes de adquirir algo nos preguntamos si realmente lo necesitamos y evaluamos qué impacto tiene eso a mediano y largo plazo. Es consumir con consciencia, con responsabilidad. Con austeridad también que es una virtud que te lleva a vivir más centrado en las personas que en las cosas.

_DSC3141.jpg
_DSC3121.jpg

¿Qué os impulsó hacia ese cambio de actitud? ¿Cómo influye en el día a día familiar?

La mudanza fue el detonante principal. Pero yo llevaba ya tiempo en querer cambiar las cosas. El “poseer” cosas resta libertad y yo sentía esa carga. Quería sentirme más liviana y a la vez devolverle la mano a la naturaleza por tanto destrozo. Leí el libro Good By Things de Fumio Sasaki y con cinco páginas entendí que el minimalismo era la manera correcta de vivir sosteniblemente, la mejor manera de cuidar nuestra naturaleza y nuestras relaciones interpersonales porque el acumular “cosas” nos distancia de nuestra verdadera naturaleza como seres humanos dentro de nuestro planeta-hogar.

_DSC3337.jpg

¿Qué consejos daríais a familias que quieren o muestran interés por hacer este cambio?

Primero que nada pensar que esta manera de vivir es la más económica y sostenible de todas y la que más satisfacción nos da porque crece la calidad de vida. Las personas no necesitamos “cosas”, sino que tiempo y calidad de vida. Tener un juguete más, unos pantalones más de moda, un nuevo juego de platos... no nos da la felicidad. O es una felicidad basada en emociones a corto plazo y que solo acaba acumulando basura. A largo plazo no nos hace bien. Ahorrar en este tipo de consumo nos permite “gastar” en otro tipo de consumo centrado en el tiempo y espacio.

Yo lo hice por pasos: agrupé las cosas en “lo que me gusta” “lo que me queda bien” “lo que no uso” y “lo que tengo por si acaso”. Los dos últimos grupos se guardaron en bolsas y los doné a la caridad. Me quedé solo con “lo que me gusta” y “lo que me queda bien”. Una vez en la nueva casa decidí donar lo que me gusta a una fundación de mujeres embarazadas en riesgo social. Me hacía ilusión saber que nuestra ropa la iban a usar niñas y madres que lo necesitaban realmente. Ropa de marcas buenas, bonitas y en perfecto estado. Fue un gran gesto de desprendimiento y desde entonces vivir desprendida es más fácil.

_DSC3419.jpg
_DSC3423.jpg

Hace poco dejastéis un piso céntrico en Barcelona para ir a vivir a las afueras en una casa maravillosa...

Llevábamos tiempo pensando la idea de irnos fuera. Yo crecí en ciudades muy intensas y mi marido en una ciudad muy verde con mucho espacio. A él le faltaba esto en Barcelona. Con la llegada de la tercera hija y la falta de espacio en las calles, en el piso, y además el estrés que significaba tener una empresa propia, vivir rodeados de comercios, ruidos de día y noche... llegó un momento en que los dos nos dimos cuenta que estábamos al límite. Estuvimos dos años buscando hasta que dimos con el terreno y nos lanzamos a la aventura, con muchos riesgos. Pero siempre creímos que era lo correcto. Tener un jardín con niños pequeños y estar rodeados de árboles no puede ser una decisión incorrecta!

_DSC2903.jpg
_DSC3432.jpg

Vuestra casa está decorada con muy buen gusto, un estilo mediterráneo con toques boho. ¿Qué os inspiró en la decoración?

Me fascinó el interiorismo de las casas y tiendas en Tokio. Los dos somos muy fans de Japón y creo que esta era una gran inspiración. También tenemos una influencia escandinava que viene de Hamburgo, especialmente por la importancia que se le da a la luz natural, otro elemento básico en nuestra casa. Y finalmente, como buena familia de surfers, era importante tener un toque de beach house. Los tres estilos comparten la importancia que le dan a la madera, la calidez, la neutralidad de colores y la luz natural. Teníamos claro que queríamos una casa en la que nos sintiéramos como de vacaciones, que nos proporcionara paz visual y paz interior.

Por mucho que teníamos fotos preciosas de Pinterest, nuestra casa acabó completamente diferente. Se ha ido “haciendo” sola, con un presupuesto limitado. Los muebles y la decoración te van diciendo dónde ponerse. Es algo que también hemos aprendido.

_DSC3188.jpg

Siempre os vemos con las niñas a todos lados, sois de las familias que casi siempre viajáis y hacéis planes los cinco juntos. ¿Cuál es vuestro momento preferido del día en familia?

Los desayunos en los fines de semana y las pelis familiares de los sábados por las noches.

También nos gusta muchísimo viajar juntos. Nos lo pasamos genial, hay muchas risas siempre.

_DSC3440.jpg
_DSC3437.jpg

Loreto, en diversas ocaciones nos has hablado sobre la religión y la Fe. ¿Qué papel tiene en vuestra vida familiar?

Yo he crecido en un colegio y en una familia muy católica y practicante. Al día de hoy, lo agradezco mucho porque la Fe ha sido par mí el pilar más fuerte en los momentos más duros. Sin la Fe, yo creo que no sería la misma persona ni tendría la fuerza espiritual que tengo.

Lutz es protestante y viene de una familia súper liberal, completamente opuesta a la mía pero descubrió la Fe a través mío y se fue acercando a este modo de vivir.
En casa no somos estrictos ni del todo practicantes porque yo le doy importancia a la Libertad. Dios nos quiere libres y en el minuto en que la iglesia se convierte en una obligación, no me gusta. Pero por suerte, a las niñas les gusta también creer en Dios, en la virgen, ir a rezar y sentirse queridas por ellos. La Fe es una cosa personal y muy íntima porque es la relación que tiene cada uno con Dios. La puedes fomentar pero no se puede forzar. Hay muchos momentos en los que yo no la siento y muchos en los que estoy convencida. Sube y baja. Pero es algo importante en mi vida

_DSC2979.jpg


Loreto siempre sonríes, siempre te muestras alegre ¿qué es lo que te hace tan feliz?

Tuve una infancia y juventud marcada por situaciones muy tristes. En mi familia había constantemente dramas y en muchas ocasiones me sentí muy infeliz, aunque era un sentimiento que no compartí con nadie. Quizás, como respuesta a esta tristeza y sonreía siempre mucho “a la vida”. Sonreír se volvió parte de mi personalidad. Ahora siento que la misma vida me ha devuelto la sonrisa, porque todo lo que tengo es un regalo. Me siento muy afortunada. Me hace feliz sentir día a día todo lo que he conseguido por mí misma. Me hace feliz ver que mi manera de ser puede afectar positivamente en los demás. Es tan fácil regalarle a la gente una sonrisa. Y estoy segura que también les provoca felicidad. Por eso, también, sonrío mucho.

_DSC3265.jpg
loreto33.jpg
_DSC3274.jpg

Ahora Loreto, habladnos un poco más de tí.

Un recuerdo de infancia:

Las tardes de los sábados tocando la guitarra y cantando con mi padre y mis hermanos o escuchando la música de mi padre. Me hacía muy feliz. Es algo que además ahora, repito con mis hijas.

¿Algo que te gustaría decir a tu “yo pequeño”?

Me gustaría decirle a esa niña que la verdadera felicidad la construyo yo misma, desde lo que dicta mi corazón. Y no lo que dictan los demás. En casa, me sentí muy incomprendida porque yo era la “diferente” y tenía que ajustarme a las reglas de una sociedad muy limitada. Era especialmente creativa y musical pero en casa lo veían como algo negativo porque me alejaba de la realidad de las cosas, como si seguir ese camino me llevaría a la perdición.

Seguir lo que dice mi corazón, con libertad a equivocarme, es algo que he ido logrando de más mayor y veo que aun hay muchas cosas pendientes desde que era pequeña que debo descubrir.

¿Una canción que te recuerde a tu infancia?

Todo el álbum Descanso Dominical de Mecano.

Y también me viene a la cabeza .... “cuando te digo chino chino chino del alma, tu me contestas, chinita de amol”, de Miliki. Mi abuela nos la cantaba con mucha gracia!...

¿El mejor plan para un fin de semana? Y, ¿el peor?

Salir de casa, hacer picnic en la playa (si no hace demasiado sol) o quedar con amigos.

El peor.... tener que quedarse en casa haciendo deberes, aún no nos ha pasado pero supongo que será muy mal plan ;-)

¿Qué es lo que no sabías sobre la maternidad? Algo que nunca nadie te dijo.

Cuando llegué a casa con Mar recién nacida sentí un profundo pesar: desde ese día hasta el día de su muerte, su felicidad sería para mi lo más importante. Me ha pasado con todas mis hijas. No sabía que se podía sufrir tanto como madre, por miedo a que ellos sufran. Es algo con lo que tengo que lidiar día a día porque no lo podemos controlar.

Libro, película y canción.

Hace mucho tiempo que no leo un buen libro que me enganche. No sé qué me pasa, con la gran lectora que era! Tendría que pensar en mi “juventud” y creo que un libro que me gustó muchísimo fue Nuestros años verde olivo de Roberto Ampuero, situado en La Habana , en plena revolución cubana. Me gustó mucho porque en el fondo habla de las utopías. Yo tenía un corazón rebelde y quería un mundo mejor, a mi manera, pero ese mundo no existe, y entonces sientes el desencanto. Al final, me hacía pensar que independiente de cómo funciona el mundo, la felicidad está en mi misma.

Películas: me da por épocas. Ahora mismo, A Star is Born... quizás por esa pequeña estrella de música que llevo dentro y que nunca la he podido sacar.

Una canción que no me cansa nunca y que ahora canto con mis hijas: Love of my life, Queen.

Loreto viste ropa de su propia marca,  Twothirds , Mar, Sohpie y Ada visten ropa de  AIÖ kids .

Loreto viste ropa de su propia marca, Twothirds, Mar, Sohpie y Ada visten ropa de AIÖ kids.

Milky choice

Milky choice

Mi diario de verano

Mi diario de verano